¿Y si fuera Albert Rivera?

Sobre el papel, y si todas las partes se aferran a las declaraciones que se está vertiendo, vamos directos a unas nuevas elecciones. Salvo que Sánchez lo consiguiera, con el apoyo de Podemos y Ciudadanos, solo cabe otra posibilidad: que el Rey buscara una tercera vía y propusiera a Albert Rivera para desbloquear este atasco institucional proponiendo un gobierno de minoría que tuviera carácter de excepcionalidad, de transición. Un gobierno de coyuntura y necesariamente breve, de media legislatura, con un programa de medidas legislativas de urgencia y con capacidad de dar respuesta a algunas de las cuestiones más determinantes del enroque político actual: Catalunya, la reforma constitucional y mantener el rumbo económico.

 

¿Puede un líder novato, con un partido minoritario, presidir el gobierno de España?

 

Su capacidad para llegar a acuerdos a su derecha y a su izquierda, y el ser un líder nuevo, no atado por vínculos políticos relevantes, confieren a Albert Rivera el perfil adecuado para superar el enroque político en el que estamos y acometer esa tarea de cambio relevante. Con solvencia y apoyo como líder de su partido, eso no se cumple en los socialistas ni en el PP, que hacen del hermetismo su norma de supervivencia, le sitúa como el idóneo para emular el papel de ingeniero político que tuviera en su día Adolfo Suárez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s