La reunión Sánchez-Iglesias

Las buenas palabras de Iglesias y Sánchez (orden de comparecencia) tras la reunión de hoy (30 de marzo) muestran que algo se ha desbloqueado en la tarea de buscar un acuerdo que permita un gobierno de progreso y reformista. Ahora la carga de la prueba está en Ciudadanos que muestra una incomprensible intolerancia a un gobierno apoyado por las tres formaciones. No se comprende que Ciudadanos no sea capaz de flexibilidad, ni se entiende qué política de estado puede ser ésa que se deja llevar de animadversión ideológica sin considerar que un pacto escrito debería ser suficiente para disolver y minimizar recelos. Cabe preguntarse si no habrá algún padrino poderoso que exige esta actitud a cambio de fortalecer la nueva formación.

Del lado de Pedro Sánchez, el trabajo con su partido y con los poderes del Ibex, ya ha sido realizado. Su aproximación a Ciudadanos y el pacto firmado debería trasladar tanto a la zona rancia del psoe como a los mercados, la convicción de que va a seguir con la línea económica actual, eso sí, con una dulcificación, muy en la línea que se reclama en Francia e Italia, por lo que de una hipotética ruptura con Albert Rivera no podría inferirse un entreguismo al izquierdismo.

1459351352_954881_1459352596_noticiarelacionadaprincipal_normal_recorte1

Pedro Sánchez está legitimado para trabar un acuerdo con Podemos que no desdiga sustancialmente del firmado con Ciudadanos en las grandes líneas de la economía porque esa es garantía de seriedad para la recuperación de la economía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s