Votar con sentido común.

La campaña entra en las descalificaciones personales y en tirar de miedos para pretender ganar votos. El escepticismo de la población aumenta cuando se vierten vituperios hacia los demás. El que se afana en sembrar “vientos” dudando de la honorabilidad de los demás suele recoger las “tempestades” del desprecio público.

Que los partidos comprometidos en el gobierno autonómico, los del pacto el sextapartito, se empeñen en recordarnos que la pasado legislatura, desde el punto de los casos de corrupción y de malversación y mala gestión adminsitrativa fue nefasta, n o aporta nada que nos sepamos y asumamos todos. Pero es que los candidatos que presenta el partido pupular y la nueva dirección, no tienen lazos con el pasado y son gente joven que hacen de la transparencia y de la honestidad bandera que están exponiendo a la luz pública.

No quieren enterarse, socialistas del psoe y del psm,  que en el PP se ha producido un cambio de estilos, y alguno dirá y político, sí político en el sentido de tener en cuenta al ciudadano en todas sus inquietudes y necesidades. El PP tienen los mismos sentimientos hacia las realidades insulares y de País de siempre. Y solo oportunismos de calle pueden haber dado otra impresión. 

Hacer campaña para unas elecciones es proponer un programa para desarrollar y que éste sea creible, es decir, que se pueda poner en práctica. A nadie le importa si en el pasado algunas personas no fueron honestas o fueron incompetentes, si esas personas ya no están en la política y no se presentan a las elecciones.

Lo que interesa a la ciudadanía es c´mo se piensa superar la crisis, reactivar la economía y cómo se van a cuidar las cuestiones sociales. Cómo se piensa hacer viable la pervivencia del Estado de Bienestar, etc.

Hay que reconocer que el gobierno de Matas, lamentable por todo lo que sucedió a nivel de personas, fue el primer gobierno en la historia de Baleares que tomando “el toro por los cuernos” desarrolló infraestructuras imprescindibles. Ahí están las autovías de Manacor, Llucmajor, Inca hasta Sa Pobla; la nueva estación subterránea de la plaza España; el metro, una infraestructura de futuro indudable;  el nuevo hospital de DSon Espases…infraestructuras que no había manera que consiguieran consenso pero de cuya utilidad nadie duda y todos disfrutamos.

No veo programas contundentes que nos puedan sacar de la crisis en los demás partidos. Veo muchos proyectos de maquillajes: que si viviendas sí por supuesto, pero el problema es hay trabajo para poderlas pagar;  de superestructuras ideológicas  con sistemas en red de los museos…sí, muy bien, pero de las cosas de comer?…Más sociedades de inversión…y las que hay? No estábamos por reducir la administración y entes adosados?

Enfin, la ciudadanía, cuando se ha terminado de oir blandenguerías y cosméticas, tendrá que votar sentido de estado, sentido común.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s