Una globlalización que no destruya la sociedad.

La presión inmigratoria de fuera de la Unión Europea, pero también dentro de nuestras fronteras, fuerza la necesidad de racionalizar los flujos económicos en post de una economía sosteible: principalmente, capaz de sostener la red social de consumo, es decir, el empleo. Decía hace unos días el presidente de SEAT, refiriéndose a China: "si quieres … Sigue leyendo Una globlalización que no destruya la sociedad.